Bastidores

Bastidores

Mucha gente piensa que la base de un buen cuadro está solamente en el lienzo, pero el bastidor es un elemento que tiene la misma importancia.

 

Si quieres que tus cuadros se mantengan firmes y como el primer día, mira esta lista de compra de bastidores baratos que hemos preparado.

Más bastidores en Amazon

 


 

Otras categorías:

Pintura tempera

Pintura tempera

 

Proyectores

Proyectores

 


 

El bastidor es el soporte donde se coloca el lienzo para pintarlo. Este permite estirar y tensar la tela, para que sea más cómodo y sencillo pintarla.

Los bastidores son más ligeros que las tablas, por lo que permiten trasladar el cuadro de una manera más liviana. Además, son desmontables, por lo que si son muy grandes y es necesario trasladar la obra, se puede desmontar la tela y las partes del bastidor para el transporte.

 

 

Material del bastidor

 

Los bastidores de pintura son de madera, pero la calidad de esta influye en su estabilidad y durabilidad. Por lo general si son de pino o similar, es una buena opción, pero habría que descartar el bastidor de madera de balsa, ya que es muy frágil y construye un bastidor muy inestable y de poca calidad.

Esto también hace que el bastidor para lienzo sea más pesado, y es una buena señal de la rigidez y estabilidad del soporte.

 

 

Las cuñas del bastidor

 

Los bastidores para pintar traen unas hendiduras en la parte interior de las esquinas, esto es para poder introducir unas cuñas y poder tensar la tela, si esta se ha destensado con el tiempo a causa de la humedad del ambiente o la temperatura.

Se recomienda que las cuñas sean de pico y no en ángulo, ya que estiran más y son más útiles.

 

Por lo general los lienzos ya vienen bien tensados, pero si cuando te vas a poner a pintar ves que están algo flojos, utiliza las cuñas. Mucha gente piensa que las cuñas son para utilizarlas un tiempo después de haber pintado el cuadro, pero en realidad se usan cuando se necesita.

 

Para colocar las cuñas en el bastidor, has de pegar la parte biselada de la cuña a la madera, introduces la punta en la hendidura y luego las hundes en ella golpeando suavemente con un martillo. Has de ir clavando las cuñas al mismo tiempo, es decir, golpea poco a poco cada cuña en lugar de apretarlas de golpe una a una.

Cuando veas que el lienzo se ha tensado lo necesario, habrás terminado.

 

 

¿Es mejor montar el lienzo sobre tabla o sobre bastidor?

 

Eso depende más de gustos personales que otra cosa, ya que dependerá de qué te sea más cómodo o cual se adapte mejor a ti.

Como ya hemos dicho, el bastidor tiene la ventaja de poderse desmontar, por lo que si deseas guardar la obra para que no te ocupe sitio, es una buena opción. O si deseas trasladarla, ya que es más sencillo trasladar un número de tablas que una madera grande.

También hay que decir a favor de los tablones, que son más estables, eso sí, son muchísimo más pesados e incómodos de mover o trasladar.

 

 

¿Es mejor montar tus propios lienzos o comprar los que ya vienen con bastidor?

 

De nuevo, esto depende de tus gustos, aunque en ciertas ocasiones te verás obligado a comprar bastidores a medida y montar tú el lienzo, ya que no todos los formatos, sobre todo si son grandes, vienen ya premontados. Entre otra cosa, porque para trasladarlos te hará falta un vehículo demasiado grande.

 

 

Tipos de bastidores

 

Hay distintos tipos de bastidores, en cuanto a su forma se refiere, los rectangulares, cuadrados, circulares y con formas.

 

Los más comunes son los rectangulares y los cuadrados. Existen tres estándar dentro de los bastidores o lienzos, rectangulares, que son:

 

Figura (F)

Son los más utilizados, y se emplean sobre todo para retratos o figuras, como su nombre indica. Este formato es vertical.

 

Paisaje (P)

Este formato horizontal está pensado para pintar fondos y paisajes. Son casi tan utilizados como los formatos de figura.

 

Marina (M)

Por lo general lo usaban para pintar motivos marinos, como su nombre indica, pero básicamente, son formatos que permiten una panorámica más amplia que los bastidores de paisaje.

 

 

Cabe destacar que en la práctica, el formato elegido será el que más se adapte a la intención del artista, sin que su forma implique ser utilizado con un motivo concreto, es decir, se podría utilizar formatos de paisaje o marina, para crear figuras y viceversa, ya que el arte actual, está por encima de las formas establecidas.

 

 

Ancho del bastidor

 

Existen bastidores diferenciados por su ancho. A la hora de elegir unos u otros, también influirán los gustos personales. Es cierto que en principio, los bastidores anchos son más estables, pero no creáis que un buen bastidor estrecho os va a dar problemas.

 

A los bastidores anchos, también se les llama bastidores 3D y suelen ser utilizados para pinturas que no van a ser enmarcadas, ya que estéticamente quedan mejor que los estrechos.

 

 

Reutilizar bastidores

 

Como ya has leído más arriba, lo bueno de los bastidores es que los puedes desmontar y reutilizar siempre que quieras, solo has de quitar las grapas del lienzo y grapar otro. Esto te permite, tener tus lienzos enrollados y guardados, mientras pintas otros. Reduciendo los costes, cosa que a veces no nos viene nada mal.

 

 

Lamentamos decirte que en esta sección hemos encontrado poco material, pero estaremos atentos a la llegada de nuevos bastidores, para que tengas donde elegir y encuentres los que más se adecuen a ti.