Imprimación

Imprimación

Si eres de los que quiere tener todo el control en sus obras e imprimar sus propios lienzos o soportes, para después poder crear unas pinturas de calidad sin riesgo a que se desprendan, estás en el lugar adecuado.

 

Encuentra las opciones de imprimación al mejor precio en una sola página.

Más imprimación en Amazon

 


 

Otras categorías:

Estilógrafo / Plumillas

Estilógrafo / Plumillas

 

Bastidores

Bastidores

 

Blocs

Blocs

 

Tintas

Tintas

 

 


 

¿Qué es la imprimación?

La imprimación es la aplicación de un sellador o tapaporos que se aplica sobre una superficie para después ser pintada. Esto permite que la pintura aplicada después se agarre bien a la superficie. También permite tener que dar menos capas de pintura sobre superficies porosas que podrían absorber demasiada pintura o restarle calidad.

 

La imprimación pues, tiene la función de sellar, fijar, aislar y proteger la superficie antes de ser pintada.

 

Se puede imprimar cualquier superficie que se vaya a tratar, tales como madera, creando un efecto de sellado, el hormigón para evitar humedades, el hierro y otros metales para prevenir la oxidación y la corrosión.

Pero me centraré en lienzo y madera, ya que serán los soportes más utilizados por nosotros, los artistas.

 

 

Aplicar imprimación en madera

Para aplicar un sellador de madera lo primero que tenemos que hacer es preparar la madera. Asegúrate de que está lisa y tan lijada como lo necesites. Limpia la superficie completamente, no permitas que tenga partículas de polvo, de la propia madera o cualquier otro tipo de suciedad, ya que podría estropear el tapaporos para madera que vallamos a utilizar.

 

Aplicamos la pintura imprimación con una brocha suave o rodillo, para no crear texturas innecesarias, en una misma dirección, por ejemplo trazando en vertical.

Tras terminar la primera capa, sin necesidad de dejar secar, aplicamos otra capa, pero esta vez la dirección del trazado la realizamos en horizontal.

Esto es para asegurarnos de que se aplica por toda la superficie de igual manera.

 

Tras su secado, puedes repetir el proceso si crees que lo necesita. Lo mejor es que en la superficie ya no se vea la madera, por lo que tal vez necesites otra doble capa (horizontal y vertical).

 

Consejo: si la tabla es demasiado fina, te aconsejo que pintes por la parte trasera de la madera un par de trazos en forma de equis “X”, abarcando toda la superficie. Esto permitirá que haya tirantez por ese lado y la madera no se abombe, ya que al secarse la imprimación, esta hace que las fibras se encojan, creando cierta curvatura en la tabla.

 

 

Aplicar imprimación en lienzo

Para imprimar un lienzo, lo primero que tienes que hacer es estirarlo. Estira las cuatro esquinas y si es grande, asegúrate de estirar las partes centrales de cada lado.

Si el lienzo ya viene montado sobre bastidor o lo montas tu mismo,  más fácil será trabajar con él.

 

Asegúrate de limpiar toda la superficie y no dejar motas de polvo e impurezas sobre la tela.

Aplica la imprimación con rodillo o brocha suave de arriba a abajo, en una sola dirección, vertical.

Después repite la misma operación en sentido horizontal, esto te asegurará abarcar toda la superficie.

 

Déjalo secar y repite el proceso si es necesario.

 

Consejo: si la tela la tienes ya puesta en un bastidor, intenta que NO esté totalmente tensada, ya que al secarse la imprimación, esta se encogerá y tirará de las fibras, tensando aún más la tela, por lo que si de primera hora tienes el lienzo demasiad estirado, corres el riesgo de rasgarlo y romperlo.

 

Consejo 2: Si puedes imprimar el lienzo antes de montarlo en el bastidor, hazlo, quedará mucho mejor y es más seguro.

 

 

¿Cuántas capas de imprimación hay que aplicar?

Esto depende tanto del tipo de superficie, el tipo de tela o madera. Como del tipo de sellador que vas a utilizar, como Geso, imprimación en spray, imprimación al agua o pintura selladora.

 

Por lo general, yo realizo dos capas. Recuerda que cada capa, son realmente dos manos, una en horizontal y otra vertical, para asegurarme de que no se me escapa ningún poro o resquicio de la tela o madera.

 

Si imprimas sobre tabla, recuerda hacer una cruz en la parte trasera para compensar y que no se abombe la madera.

 

También te recuerdo, no estirar demasiado el lienzo si lo vas a imprimar después, ya que se estirará demasiado y podrías romper la tela.

 

 

Imprimación en colores

Si quieres tener un color base en tu lienzo o tabla, puedes añadir pigmento puro a la mezcla de la imprimación. Esto viene genial si por ejemplo quieres pintar con blanco sobre negro, o si quieres que tu cuadro tenga un color base que ayude a homogeneizar la obra.

 

 

Comprar Geso e imprimaciones

Aquí tienes distintos tipos de imprimaciones y Gesos al mejor precio, para imprimar tus lienzos y maderas sin rascarte el bolsillo.

 

Si necesitas cualquier tipo de imprimación y no la encuentras aquí, mándame un mensaje y la traeré para ti.