Cómo limpiar los pinceles de pintura

Cómo limpiar los pinceles de pintura

¡Hola artista! Si estás en plena producción artística y la limpieza de los pinceles te lleva de cabeza, estás en la web de arte correcta.

 

La limpieza de los materiales artísticos es importantísima, ya que de ella depende la durabilidad y calidad de tus utensilios.

Una de las herramientas que más cuidados nos demanda, son los pinceles. Es muy sencillo pasar por alto la limpieza de esto y lamentarnos tiempo después al descubrir que se han estropeado o quedado inservibles.

Nuestros pinceles son la extensión de nuestros brazos y merecen una atención especial a la hora de conservarlos.

 

Nuestros pinceles se enfrentarán a distintos tipos de pinturas y diluyentes, y en ciertas técnicas esto puede ser una dura prueba, ya que no es lo mismo limpiar pinceles de técnicas al agua que pinceles de técnicas grasas o acrílicas. O si lo hemos hecho en el momento correcto (tras terminar de trabajar con ellos) o si se nos ha pasado y lo limpiamos pasado un tiempo.

 

Espero que esta guía te ayude con el cuidado y conservación de estas herramientas tan esenciales para los artistas plásticos.

 

 

Cómo limpiar pinceles con aguarrás

Si eres pintor de óleo, sabrás que no podrás limpiar tus pinceles simplemente con agua y jabón. Lee atentamente si quieres saber cómo limpiar pinceles con óleo.

El aceite del óleo hace que sea más difícil quitar la pintura del pincel y necesitarás utilizar disolvente para desprender la pintura, sin necesidad de frotar en exceso el pincel, evitando así su deterioro.

Recuerda no hacer esto en un sitio demasiado cerrado, para no respirar los vapores tóxicos del aguarrás.

Sin más, vamos con los materiales y el paso a paso.

 

Los materiales a utilizar son:

– Aguarrás o disolvente

– Trapo o trozo de papel (te aconsejo el trapo)

– Agua

– Jabón desengrasante

Pasos a seguir:

– Con el trapo, retira la pintura sobrante del pincel, sobre todo de las cerdas. Pasa el trapo desde la unión con la virola (la parte metálica que une las cerdas con el mango de plástico o madera del pincel) hasta las puntas de los pelos. Siempre en esta dirección.

– Una vez eliminada toda la pintura que hemos podido quitar con el trapo, sumergimos el pincel en un recipiente con aguarrás, deja que actúe por un momento y luego, si es necesario, frota las cerdas con los dedos. Hazlo con suavidad, sin tirar de los pelos para no estropear el pincel, hasta conseguir eliminar toda la pintura.

Lava el pincel con agua y jabón desengrasante, para asegurarte que eliminas todo el aceite del óleo.

 

Deja que se seque y guárdalo hasta su próximo uso. Puede parecer mucha tarea, pero cuando te acostumbres lo harás mecánicamente en pocos minutos, y merece la pena dedicarle ese tiempo para poder conservar tus pinceles favoritos.

 

 

Cómo limpiar pinceles sin aguarrás

Si pintas con técnicas al agua, como el acrílico o la acuarela, aquí te enseñaré a cómo limpiar pinceles de acrílico y cómo limpiar pinceles de acuarelas. Este será el mejor método de limpieza para tus pinceles de pintura al agua.

Pero déjame recordarte que si dejas secar los pinceles que utilizas con pintura acrílica, corres el riesgo de que se seque la pintura y que pierdas el pincel, ya que es realmente difícil recuperar un pincel con acrílico seco. Por eso, mi consejo es que trates de limpiar y humedecer el pincel mientras estás trabajando con otros pinceles en tu pintura.

 

Los materiales a utilizar son:

– Trapo o trozo de papel (te aconsejo el trapo)

– Agua

– Jabón neutro (una pastilla de jabón natural, es una buena opción)

 

Pasos a seguir:

– Elimina todo el excedente de pintura que puedas con el trapo.

– Enjuaga el pincel con agua y elimina los restos de pintura que se puedan desprender solo con el agua.

– Frota el pincel en la pastilla de jabón o échate en la palma de la mano algo de jabón y frota el pincel en círculos, de una manera firme, pero sin ejercer demasiada fuerza, para no estropear las cerdas del pincel. Puedes ayudarte de los dedos para hacer más hincapié en partes en la que la pintura se ha adherido más.

– Haz toda la espuma que puedas hasta que veas que no puedes desprender más pintura.

– Elimina el jabón con agua y ayúdate de tus dedos para retirarlo en dirección a las puntas del pelo del pincel, sin ejercer demasiada presión. Repite los dos últimos pasos si fuese necesario.

– Seca el pincel con un trapo y guárdalos para la siguiente ocasión.

 

 

Cómo limpiar pinceles de óleo seco o acrílico seco

Sí, aunque se recomienda limpiar los pinceles justo después de utilizarlos, a todos nos ha pasado que se nos ha secado la pintura.

A veces ocurre que necesitamos limpiar un pincel con acrílico seco o peor aún, con óleo seco.

Si te ha ocurrido lo mismo, presta atención, te enseñaré cómo limpiar tus brochas con pintura seca y rescatarlas de una muerte segura.

 

Los materiales a utilizar son:

– Un vaso / o recipiente de cristal

– Aguarrás o disolvente

– Trapo o papel de periódico viejo (esta vez aconsejo el papel)

-Agua

-Jabón

Pasos a seguir:

– Echa aguarrás o disolvente en el recipiente de cristal y sumerge el pincel. Déjalo actuar unos minutos hasta que se despegue la pintura. Puedes ayudarte frotando las cerdas como hemos comentado anteriormente.

– Lava el pincel con agua y jabón una vez esté libre de pintura.

– Déjalo secar

 

Si no fuese suficiente y siguieses teniendo un pichel inservible, te daré otra opción de con que limpiar los pinceles de pintura… utiliza decapante.

 

Pasos a seguir:

– Sumerge el pincel en decapante durante unos minutos y frota con otro pincel las cerdas.

– Sécalo con papel de periódico y luego lávalos con agua y jabón.

 

Ya sabes cómo limpiar pinceles con pintura, pero…

 

 

¿¿Y SI TODO ESO NO FUNCIONA??

Mi consejo en una situación de emergencia, donde le pincel podría estar completamente perdido, es la siguiente.

Introduce el pincel en un recipiente de cristal con aguarrás, quitaesmalte o decapante durante toda la noche (o 24h), y al día siguiente lo enjuagas con agua y jabón.

Si aun así tu pincel no ha resucitado, es hora de despedirte de él.

 

 

Consejos finales

Estos son algunos consejos para la conservación y limpieza de pinceles que te pueden venir bien.

 

Mantener hábitos de limpieza de pinceles mientras pintas

– Por lo general utilizamos varios pinceles al mismo tiempo cuando pintamos, cada uno nos da una pincelada distinta y es necesario ir intercambiándolos.

Cuando dejas de usar uno para sustituirlo por otro por un periodo largo, déjalo sumergido en agua de vez en cuando o humedécelos ocasionalmente para que no se seque la pintura y puedas limpiarlo después sin problemas. Así mismo, haz movimientos circulares con el pincel sumergido para quitar el exceso de pintura.

– No dejes los pinceles sumergidos en el agua mientras pintas. Parece contradictorio con el consejo anterior, pero no es lo mismo humedecerlos con dejarlos dentro del agua demasiado tiempo, ya que las cerdas podrían perder su forma y estropearse. Humedécelos y déjalos sobre un trapo o papel de cocina.

Evita que la pintura manche todo el pincel. La pintura solo ha de tocar los pelos del pincel, no sumerjas el pincel en la pintura hasta la virola o peor aún, hasta el mango, porque, además de mancharte, mancharás y estropearás el pincel que después será más difícil de limpiar.

 

Consejos para la conservación de los pinceles después de pintar

Limpia los pinceles cuando termines tu sesión de pintura, que las prisas o la pereza no te impida tener unos pinceles bien cuidados.

– tras limpiar y secar los pinceles, recubre las cerdas con un poco de jabón neutro, dándole la forma original del pincel. Déjalo secar y no lo quites hasta que vayas a utilizarlo de nuevo, sumergiéndolo en agua. Esto hará que tarde más en deformarse con el uso y el jabón no dañará las cerdas del pincel.

 

 

Espero que estos consejos te ayuden a conservar por mucho tiempo unas herramientas tan importantes para los artistas plásticos como son los pinceles.

Deja un comentario